en familia

May 11, 2017 | primavera | 0 Comentarios

Por desgracia (o por suerte, según se mire), atrás van quedando los tiempos en que las familias campesinas estaban conformadas por varias generaciones que convivían en una misma casa y compartían el cuidado de la tierra y el ganado. Sin embargo, la familia sigue siendo muy importante en el funcionamiento de un proyecto como el nuestro. Sin ella, sería muy difícil tomarnos algún descanso porque la huerta no entiende de vacaciones y alguien tiene que regar cuando no estamos. Los padres de Adrian viven en Inglaterra, pero nos visitan siempre que pueden y son una gran ayuda en pequeñas y grandes tareas, desde sallar las camas hasta hacer sidra o montar invernaderos. 

En la foto, Dave, el padre de Adrian, montando la portilla que construyó para el recinto del nuevo invernadero. Many thanks!