receta: risotto de fabas de mayo

Abr 29, 2017 | fabas de mayo, primavera, recetas, vegetariana |

Mucha gente nos ha preguntado últimamente cómo cocinar las fabas de Mayo, una leguminosa muy popular entre nuestros abuelos pero no tan conocida hoy en día. En nuestras familias, tanto en Asturias como en Inglaterra, siempre ha habido tradición de cultivarlas y de cocinarlas de distintas maneras: en estofado, en tortilla o hervidas y servidas con mantequilla y menta.

Quizás por ello le tenemos mucho cariño a la faba de Mayo. (Ya se sabe que el paladar está muy asociado con los recuerdos y las emociones). Otra buena razón para cultivar esta hortaliza es que es muy resistente y muy productiva en una época del año en la que no hay tanto donde elegir en estas latitudes. 

Una pregunta habitual es qué parte de la fabas se come y lo cierto es que cuando están muy tiernas se puede aprovechar todo, incluso la vaina. Nosotros esperamos a cosecharlas cuando la faba está más grande y no solemos usar la vaina, pero este año la vamos a probar a la plancha. Ya os contaremos qué tal…

Hay dos maneras de utilizar las fabas: con o sin pellejo y son dos experiencias culinarias bastantes diferentes. La faba con la piel externa tiene un sabor más fuerte. Si perteneces al grupo de gente que odia las fabas de Mayo quizás es porque no las has probado antes peladas. 

La faba pelada tiene un color, una textura y un sabor diferentes. Hay que tener un poco de paciencia para pelarlas pero el resultado merece la pena en algunos platos. La manera más fácil es hervirlas durante 3 ó 4 minutos, quitarles el agua y ponerlas bajo el grifo de agua fría. De esta manera, podremos quitarles el pellejo simplemente pellizcándolas.

Podríamos dedicarle otro artículo entero sólo a todas las propiedades para la salud de las fabas de Mayo, que son muchas, pero vamos directamente a la receta, ¡que se nos enfría la comida!

RISOTTO DE FABAS DE MAYO

Ingredientes: 

  • 1 kg. de fabas de Mayo
  • 2 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen
  • 1 litro de caldo vegetal
  • 2 cebolletas
  • 2 dientes de ajo
  • 1 taza de arroz de grano corto
  • 1 ramillete de menta
  • 1 puñado de tomates secos
  • 1 poco de mantequilla
  • Queso rallado (Parmesano o Cheddar, por ejemplo).
  • Medio vaso de vino blanco (opcional)
  • Sal y pimienta negra al gusto.

Preparación: 

  1. Se cuecen las fabas de Mayo, se les quita la piel externa y se reservan. 
  2. Se sofríen la cebolleta y el ajo picados finamente.
  3. Se añaden los tomates secos hidratados previamente y picados en trozos pequeños.
  4. Se vierte el vino sobre el sofrito y se deja evaporar.
  5. Se mezcla el arroz con el sofrito.
  6. Se va añadiendo poco a poco el caldo vegetal y removiendo a fuego lento.
  7. Cuando el arroz está hecho y tiene una textura cremosa  (aproximadamente a los 20 minutos, depende del tipo de arroz que se use), añadimos las fabas de Mayo, la menta picada, el queso y la mantequilla.
  8. Salpimentamos al gusto y servimos.

Notas:

El vino y los lácteos son opcionales y las medidas son aproximadas. Hemos adaptado esta receta de una que leímos en The Guardian, utilizando los ingredientes que teníamos en casa. Así que sentíos libres para hacer vuestra propia versión y ya nos contaréis 😉